Las claves de una buena tasación

Las claves de una buena tasación

 

Aunque las entidades financieras no otorgan el 100% del monto de la tasación, puede conceder la circunstancia de que el valor tasado sea un precio inferior que el de compra, y por lo tanto no se pueda afrontar la hipoteca. Las tasaciones no atienden a un catálogo de variables inmovible, se puede enumerar una serie de claves de una buena tasación, los cuales son las variables que influyen al momento de valorar un inmueble.

 

En primer lugar una de las claves de una buena tasación es tomar en cuenta la ubicación del inmueble, es el aspecto fundamental, ya que por lógica una vivienda ubicada en pleno centro de la ciudad, con redes de transporte alrededor no puede tener el mismo valor que una casa con las mismas características localizado en un pueblo aislado de difícil acceso. Los equipamientos son esenciales, las áreas verdes, lugares de ocio, escuelas, hospitales y supermercados. Mientras haya más y mejores sean los servicios,  subirán el precio.

 

La segunda clave de una buena tasación son las características del inmueble, la superficie es un condicionado decisivo, siempre y cuando los metros cuadrados estén bien distribuidos entre las habitaciones, baños, cocina, posibles terrazas y zonas de paso. El garaje y trastero se incluyen en las dimensiones si las mismas están inscritas en el Registro, el cual aumentan el valor de la vivienda si está dentro del edificio. Otro aspecto que se incluye son las instalaciones, el cableado, gas, servicio telefónico, aire acondicionado, si posee patio, también se calcula en las medidas.

 

La ubicación del inmueble dentro del edificio, es una clave de una buena tasación que también entra en juego. Existen diversos factores, si la vivienda es unifamiliar o de otro tipo, se toma en cuenta cuantos portales tiene la edificación, ascensores y estado de los mismos y si es en un urbanismo cerrado. Si está en un piso bajo esta menor valorado que en uno de pisos altos, al igual que la cantidad de luz natural que recibe durante el día incrementa su valor.

 

La antigüedad del edificio es otro dato importante, no es determinante, aunque se toma en cuenta la calidad de la construcción, ya que se puede dar el caso de edificios con más de 20 años edificado que se encuentran en perfecto estado de conservación, comparado con otros inmuebles recientemente construidos. Además, el precio será mas elevado si el vendedor del inmueble está habitando la misma que si la tiene alquilada. Tomando como referencia estas claves se tendrá una buena tasación, se pueden evitar posibles sorpresas una vez el nuevo dueño tome posesión de la vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *